Aspire

Home

En esta página web veremos el por qué las mujeres luchan para perder peso. Algunas de las razonas serán obvias y algunas de ellas serán polémicas pero le pediremos reservar su juicio hasta que haya leído toda la evidencia que le presentamos.

Empecemos. La forma más segura a largo plazo para seguir pesando de más es contar calorías o morirte de hambre. Toda la industria dietética está basada en dietas donde se pasa hambre o donde uno se priva de alimentos, va desde lo más tonto hasta puntos francamente peligrosos. El cuerpo tiene incorporado un mecanismo protector para protegerse contra el hambre y pérdida de peso, estos métodos solo terminan en la acumulación grasa – por lo general se pierde masa muscular, hueso y agua. Todos estos tejidos están metabólicamente activos (¡Estos queman calorías!) ¡Así que reducirlos no es productivo! La pérdida de agua, y particularmente la pérdida de hueso pueden ser muy peligrosas en una mujer y esto debe ser evitado a toda costa.

La segunda mejor forma en que las mujeres pueden aferrarse a su peso es no moviéndose. Aunque realizar una rutina de ejercicio vigorosa es mejor ¡Inclusive subir escaleras, ocuparse del jardín, caminar a la tienda o tener sexo funciona! Tú puedes quemar calorías si los haces por suficiente tiempo o veces. Haz ejercicio regular aparte de tu rutina semanal y arrójale algunas de las actividades antes mencionadas y tus calorías totales quemadas se elevarán drásticamente. Solo al moverte frecuentemente; tu cuerpo se acostumbrará a perder más calorías y tu metabolismo se acelerará.

Otra gran forma de perder la batalla sería no consumir suficientes proteínas. Muchas de las señoritas a las que les consultamos tienen deficiencia masiva de proteínas (particularmente si son vegetarianas o veganas). Comer proteínas acelera el metabolismo y ayuda a liberar la hormona “glucagón” del páncreas, la cual es una hormona quemadora de grasa. Sí comes pequeñas porciones de proteínas, especialmente carnes y pescados; tu páncreas solo expedirá pequeñas cantidades minúsculas de esta hormona vital quemadora de grasa, así que te aliento a consumir más proteínas sí quieres perder algunos kilos. Grandes fuentes de proteína no animal incluyen: nueces, semillas y productos lácteos.

Número cuatro en la lista de las siete maneras de permanecer gorda es la fobia a la grasa – Yo sé que suena como una paradoja pero debes comer grasas sanas para perder peso y entonces eliminar las grasas no sanas. Las grasas saturadas que son etiquetadas como grasas malas son reconocidas por ser necesarias en pequeñas cantidades, particularmente sí se extrae de animales orgánicos. Los villanos reales son las grasas trans (o grasas hidrogenadas) – estas son componentes químicamente alterados que se usan generalmente para agregar sabor a comidas y extender su vida útil y son muy dañinos no solo para la línea de tu cintura sino también para tu salud cardiovascular. El aceite de coco es una excelente grasa saturada para agregar a tu dieta. Este aceite sano es rico en grasas sanas y puede ser usado para cocinar con o ser agregado a ciertos platos como condimento. De hecho, puedes usarlo como suplemento y beberlo directamente de una cuchara.

Las mejores grasas para la pérdida de grasa y generalmente la más ignoradas de los ácidos grasos esenciales; son las llamadas Omega 3 y Omega 6. Estas pequeñas grasas inmensamente importantes son potentes anti-inflamatorios y a través de otros medios químicos le permiten a tu cuerpo quemar más grasa para generar energía. Grandes fuentes de estas grasas incluyen: pez, nueces y semillas. Igual que con el aceite de coco, también puedes usarlos como suplemento de forma líquida o capsula. Intenta empezar con 5 gramos al día y cuidadosamente parte de allí.

Estar crónicamente deshidratado, como lo están la mayoría de las personas; es otra forma segura de permanecer apegada a los kilos de más. Esto no solo significa que no digieres bien la comida sino que también significa que te constiparás, permitiendo que muchas de las toxinas en tu cuerpo sean reabsorbidas en tu sangre causando que tu hígado se sobrecargue, lo que conlleva a aferrarse al exceso de grasa corporal. El agua ayuda a eliminar las toxinas de tu cuerpo y es vital para el proceso de desintoxicación. Sí tu cuerpo está intoxicado entonces este se aferrará a la grasa como una forma de almacenar todas esas toxinas.

Ya casi estamos terminando. El factor número seis en la lista para permanecer gorda es comer carbohidratos refinados porque se piensa que son alimentos sanos. Los granos, la pasta y el arroz son para corredores de triatlones y maratones que realizan vastas cantidades de ejercicio, pero para la mayoría de las mujeres de 60 kilos, todo lo que hace es causar que tu cuerpo produzca más insulina, lo cual instantáneamente agrega más centímetros a tu cintura. La insulina es una hormona almacenadora de grasa, y a menos que seas un atleta, entonces todos esos carbohidratos refinados se convertirán en grasa corporal y se almacenarán en tus piernas y cintura.

El último clavo en el ataúd para no perder grasa es no consumir suficiente fibra. Como población, nuestro consumo de fibra ha disminuido drásticamente en el último siglo. Esto se determina en parte por el estilo de vida, pero principalmente sucede por la conveniencia. La mayoría de las personas comen alimentos empaquetados que no poseen fibra (ni vitaminas ni minerales) por la conveniencia y rapidez. La fibra desacelera la absorción de los alimentos, lo cual significa que te sentirás llena por más tiempo – Además es de vital importancia para la salud del intestino y como protección en contra de un gran número de canceres. La fibra puede ser obtenida de vegetales de hoja verde, como la espinaca y la col junto a vegetales crucíferos como el brócoli y la coliflor. Las nueces y las semillas también contienen mucha fibra. Puedes obtener suplementos fibrosos muy efectivos en una tienda de alimentos nutritivos.

Hemos cubierto mucho aquí y yo sé te irás con más respuestas que preguntas, pero quisiera sugerirte que si la pérdida de peso es una meta para ti, entonces trata de evitar los siete factores que señalé arriba por un mínimo de cuatro semanas. Entonces estoy seguro que estarás gratamente sorprendida no solo por la buena noticia al pesarte, sino también por el tamaño de cintura reducido, incremento de energía y un mejor panorama de la vida.

Nuestro sitio está lleno con muchos artículos sobre la pérdida de peso y ejercicio, y sí buscas un poco por aquí, estamos seguros que encontrarás la información que estás buscando para tu misión de pérdida de peso.